Cualidades de la Diosa Sheela Na-Gig

wp-image-510347383jpg.jpg
Diosa Sheela Na-Gig
El culto a Sheela-na-Gig se pierde en la oscuridad de los bosquecillos sagrados que abundaban en las Islas Británicas, antes de la llegada de los distintos pueblos que las invadieron en forma sucesiva. Es, junto al “hombre verde”, un símbolo tradicional de la cultura celta. Ambos representaban originalmente a los espíritus guardianes de la naturaleza, y constituyen una pareja sagrada, en forma de Diosa y dios.
Sheela, o Sile, significa “femineidad” en el idioma gaélico. Pero también un tipo especial de mujer espiritual o “hag” (anciana bruja) y está relacionada con la palabra “sidhe” ( que se pronuncia “shee”) que designa al espíritu de las hadas. La palabra “Gig” es comúnmente interpretada como “pechos”, pero también se la relaciona con otras palabras como “gui”, que significa “rezar”.
Existen muchísimas representaciones de esta divinidad. La mayoría de ellas la muestra con una mujer muy vieja, con la piel prácticamente pegada a los huesos. Tiene sus piernas abiertas y pasa sus brazos por debajo de las rodillas para abrir su vulva con ambas manos. Sus cabellos suelen estar cosidos en una larga trenza o también puede vérsela completamente calva. Sus ojos son exageradamente grandes y tienen una forma muy común en las antiguas imágenes célticas.
Los animales de poder relacionados con Sheela-na-Gig son el pájaro, el pez y el sapo. Pero sin dudas, los que mejor le conciernen son este último, debido a la posición de su cuerpo, y el pez, cuyo dibujo simboliza el yoni. Sheela comparte con Hècate el haberse originado en la misma divinidad totémica, la rana, lo cual las asocia a la maternidad y, más especìficamente, al parto. De la vulva de Sheela-na-Gig suelen salir las tópicas ilustraciones y signos célticos, como símbolo de su creatividad: todo cuanto existe procede de su vulva, y hacia ella, algún día, habrá que retornar. Su posición simboliza la muerte del ego en la entrega sexual y el retorno hacia la Diosa a través del yoni, que es el portal hacia la muerte.
La vulva ha sido ancestralmente reverenciada como un símbolo muy poderoso y protector. Para los antiguos, la exposición de la vulva tenia efectos muy beneficiosos y era considerada una bendición que alejaba los poderes del mal. Esto hizo que su figura fuera utilizada como un poderoso talismán protector y que sobreviviera incluso muchísimos años después de que la religión cristiana arrasara con los antiguos cultos paganos de las islas. Imágenes de Sheela-na-Gig fueron encontradas en una enorme cantidad de iglesias cristianas, esparcidas en lugares preferenciales, especialmente sobre las puertas. Aún hoy es utilizada en los hogares para repeler la acción de energías negativas, colocada siempre del lado de adentro de las ventanas de la casa, con sus enormes ojos mirando hacia afuera.
Todos los atributos que la caracterizan en sus representaciones hacen de ella una divinidad vinculada con los procesos de muerte,vida y regeneración, lo cual alude con su calidad de Diosa Triple en la ùltima de sus facetas: la de la vieja sabia. Vale la pena señalar que cada una de las fases de la triple diosa encierra a su vez una nueva Trinidad. las nueve Morgens que regían la isla de Avalon, por ejemplo, son una hermandad compuesta por tres trìadas de diosas. en el caso de la “vieja”, su Trinidad está formada por la Crone Cailleach, La Corn-Hag del invierno y la Virgen Negra Sheela-na-Gig.

Los Rostros de la Diosa, Sandra Romàn editorial Kier.

Para realización de Cursos y Consultas de Tarot ingresar en www.centroholisticoangelguardian.com

Anuncios

Deja un comentario