Tratamiento con Flores de Bach

A medida que el tiempo pasa, la medicina alternativa comienza a ganar su lugar en el ámbito de la salud, siendo recomendada para infinidad de dolencias, malestares y enfermedades. Tal ha sido su desarrollo, que son muchas las disciplinas que, en la actualidad, son consideradas dentro de esta categoría. En esta ocasión, hablaremos del uso de las Flores de Bach.

Hablemos de las Flores de Bach

Las Flores de Bach (también conocidas como “elíxires florales de Bach” o “esencias florales de Bach”) consisten en una serie de esencias naturales, que se utilizan comúnmente para el tratamiento de ciertas situaciones y malestares ligados a lo emocional. Generalmente, son muy utilizadas para tratar casos de estrés, de depresión, de sensación de soledad, como así ciertos miedos y obsesiones.

Al mismo tiempo, en los últimos años ha comenzado a legitimarse, también, la utilización de las Flores de Bach para el tratamiento de ciertos problemas de origen físico.

flores-de-bach-y-homeopatia-5Surgimiento de las Flores de Bach

Las Flores de Bach fueron descubiertas por el médico de Gales, Edward Bach. Debido a su falta de convicción acerca de los métodos medicinales tradicionales, comenzó a adentrarse en la búsqueda de nuevos elementos que resulten menos invasivos, menos agresivos, más suaves y sutiles, pero igualmente útiles. Fue así como tuvo su primer acercamiento al área de la Homeopatía.

En su desarrollo dentro de esta disciplina, tuvo acceso a la prueba de diferentes remedios basados en la utilización de flores.

Bach partió de una filosofía, en la cual sostenía que, para poder corregir los problemas físicos de los pacientes, resultaba necesario abarcar primero sus problemas mentales y emocionales.

Fue así como Bach logró reunir 38 tipos de remedios, cada uno con un tipo de aplicación diferente de acuerdo a la personalidad de cada paciente y para cada tipo de problema mental o emocional determinado. Esos remedios estuvieron compuestos de:

  • 34 flores silvestres
  • 3 flores de cultivo
  • Y, finalmente, agua de manantial

Las Flores de Bach no cuentan en su composición con ningún elemento de origen químico, sino que están constituidas por energía.

¿Cómo funcionan las Flores de Bach?

Como hemos mencionado con anterioridad, las Flores de Bach se orientan, más que nada, a resolver problemas de orden mental y/o emocional. De todas maneras, pueden tener muchas otras aplicaciones, dependiendo de quién sea el paciente que las tome y de cuáles sean sus condiciones y sus necesidades.

A continuación, nombraremos las distintas aplicaciones que se les han otorgado hasta el día de hoy a las Flores de Bach.

  • Para aplicaciones mentales o emocionales: estas son tanto las aplicaciones más comunes de este tipo de terapia, como así también la que mejores resultados ha sabido demostrar
  • Para aplicaciones físicas: generalmente, en estos casos se combaten las predisposiciones psíquicas que las personas pueden tener ante ciertas enfermedades o padecimientos
  • Para aplicaciones en bebés y en niños: por lo general, este tipo de aplicación suele buscarse cuando hay casos de niños que tienen problemas para adaptarse a nuevos ambientes, o que cuentan con problemas de aprendizaje o sociabilidad
  • Para aplicaciones en mujeres: muchas mujeres suelen acudir a las Flores de Bach, especialmente en períodos clave de la vida, como lo son el embarazo, el parto, la lactancia y, también en muchos casos, la menopausia
  • Para aplicaciones en plantas: son muchas las personas que han asegurado que las plantas también viven emociones; sin embargo, a diferencia de en los seres humanos, las mismas son muy difíciles de determinar. De todas maneras, es frecuente la utilización de Flores de Bach para tratamientos emocionales de las plantas, como así también para combatir las plagas y las enfermedades
  • Para aplicaciones en animales: los animales suelen responder de mala manera a situaciones de estrés y cambios repentinos. Por ello, muchas veces se usan las Flores de Bach para ayudarlos a afrontar los procesos

Utilización de las Flores de Bach

Una de las principales ventajas con que cuentan las Flores de Bach, tiene que ver con que pueden ser tomadas por cualquier persona. No sólo eso, sino que, además, pueden ser tomadas en simultáneo con otros medicamentos o al tiempo que se lleva a cabo una determinada terapia o tratamiento.

La preparación de las Flores de Bach se lleva a cabo sobre una base de Brandy y agua (por lo que sí es posible que sean contraindicadas para las personas con problemas de alcoholismo). Al mismo tiempo, para reemplazar al alcohol, pueden ser preparadas con base de vinagre. El alcohol y el vinagre cumplen una función de conservante.

Por su parte, muchas veces las Flores de Bach son utilizadas sobre personas que se encuentran en estado de coma o inconscientes. Para ellos, la aplicación puede ser a través de la piel, incorporando las Flores de Bach en una crema.

El modo en que se desarrolle una terapia con Flores de Bach depende directamente de cada paciente en particular, de su malestar y su predisposición.

Desventajas o contraindicaciones de las Flores de Bach

El  motivo por el que se estima que cualquier persona puede utilizar las Flores de Bach, tiene que ver con que son benignas en su aplicación y no tienden a generar ningún tipo de reacción adversa.

Es importante tener en cuenta cuáles son los efectos que las Flores de Bach pueden llegar a tener sobre los pacientes que las utilicen:

Efectos de limpieza

Las Flores de Bach purifican y limpian, eliminando del cuerpo todos los efectos patógenos. De todas maneras, si bien es un efecto positivo, es posible que, en determinadas ocasiones, su manifestación se torne desagradable o molesta

Efectos emocionales

Es posible que, en los casos de aplicación de las Flores de Bach para problemas emocionales o mentales, se visualice una cierta aseveración del problema al comienzo del tratamiento, lo cual disminuirá con el paso del mismo. También, muchos pacientes viven un deseo de encontrarse momentáneamente en soledad para dar inicio a un procedimiento de introspección.

Efectos físicos

Es posible que un tratamiento con Flores de Bach de lugar a un cierto cansancio físico, a una leve falta de energía, desánimo, pérdida del apetito, dolor de cabeza, sudoración y alguna (aunque en muy raras ocasiones) manifestación cutánea.

 

Si bien tendemos a tener una mala interpretación de lo que son los efectos secundarios, es importante entender que, en estos casos, los mismos se presentan como una transición hacia la mejora del paciente en los ámbitos tratados.

Si estás pensando adentrarte en el mundo de la medicina alternativa, las Flores de Bach pueden ser una excelente opción para que pongas a prueba tu estado emocional y las mejoras que se pueden llegar a tener en el mismo, repercutiendo luego en el desarrollo físico.

Y vos, ¿ya probaste con las Flores de Bach?

Pedí una consulta personalizada por msj privado a mi correo electrónico daiana_89_25@hotmail.com

Podes abonar una consulta haciendo clik aqui valor $800 más gastos de envió.

Anuncios

Deja un comentario