CONSAGRAR Y DAR FUNCIONAMIENTO A TU AMULETO.

Si ya has escogido tu amuleto protector, antes de ponértelo tienes que descargarlo de energías negativas y después hacerle un ritual para activarlo y que haga su función.

Para limpiarlo de energías negativas de personas que lo han podido tocar antes que tu, tienes que ponerlo debajo de un chorro de agua corriente durante unos minutos y después pasarlo por el humo de un incienso puro.

Material necesario para el ritual de activación:

– Una vela de color blanco.
– Aceite de untar perfumado, el que mas nos guste pero que se utilice para la protección, por ejemplo coco, limón, mandarina o mirra.
– Hojas de laurel seca.
– Tela blanca de seda o algodón.
– Cerillas de madera.
– Plato blanco.
– Un vaso de agua.
– Un vaso de sal gorda.

Extender la tela blanca donde vamos a hacer el ritual y colocar en el centro el plato blanco.
En la parte de arriba ponemos el vaso de agua y el vaso de sal gorda, también podemos hacerlo con el vaso de agua y con la sal hacer un circulo al rededor de la vela.

Unta la vela blanca con el aceite y déjala sobre el plato.

Enciende la vela y rodéala con hojas de laurel.

Reza una oración a media voz a tu guía espiritual, a tu ángel preferido o a tu santo de devoción.

Coloca cerca de la vela, pero dentro del circulo el amuleto que quiere activar.

Deje que se consuma toda la vela.

Una vez terminada, unte el amuleto con el aceite y déjalo unas horas expuesto al sol.

Después envuelve el amuleto en una tela blanca natural y guárdalo en un lugar oscuro 24 horas.

Los restos del ritual los tiras a la basura.

Recuerda que la descarga de energía se debe hacer mínimo una vez al mes, para que no se acumule y deje de hacer su trabajo o se rompa.

Anuncios

Deja un comentario